domingo, 28 de julio de 2013

Incendio

Mi corazón, una mecha
que solo tus ojos logran encender.
Arde como llamas de incendio.
Incendio que no he de apagar.
No quiero, quiero que sufra.
Pues así es la única forma,
que me atrevo a creer.
Que contigo puedo estar.
Mi cabeza le dice al corazón.
Hay algo que ya viví.
No lo entendí en el momento.
Es tiempo de hacerlo bien.

Un rato.

Vengo de allá para acá.
No sé a donde voy.
Pero si de donde vengo.
Tampoco sé
cuanto tiempo voy a estar.
Solo espero que en tu mente
y tu corazón yo pueda.
Un rato estar.

viernes, 26 de julio de 2013

Vivir

Siento una revolución dentro de mí. Unas ganas de vivir.
Sé que solo tenemos esto para vivir.
No me da miedo morir.
Me da miedo no vivir.
Por eso quiero.
Vivir el amor
Vivir la amistad
Vivir la música
Vivir la ciencia.
Que mi cuerpo sea un templo.
Un templo de felicidad.
Felicidad absoluta.
Que solo puedo encontrar dentro de mí.
Llegar a viejo.
Aunque me alcance el miedo sabré
Que habré vivido.

lunes, 22 de julio de 2013

Tributo a mi amor. (Andrea Alvarado)

A cielo abierto,
como las alas del ruiseñor.
A tierra húmeda,
como la fuente de sus labios.
A claro lago,
como el café luz de sus ojos.  

A inmenso mar,
como mis ganas de amar,
de amarlo.

A todo el universo expuesto y tendido sobre nosotros, 
se extienden las constelaciones lejas y secretas,
como todo aquello que calla.

A todo esto,
al unísono del cielo, la tierra, el lago, el mar, el universo,
me acoplo a ellos y danzo al ritmo de su vida,
de su alma.

Abro mis alas para despegar con usted,
humedezco mi ser para nadar en sus labios,
me vuelvo luz y viajo por sus ojos
y así navego en usted, y me expando y me acerco a sus constelaciones,
intentando develar sus secretos, descubriendo
con cada año luz, el destello de lo jamás contado.

Y así, sin parar
continúo avanzando en sus aguas,
siguiendo la correntada de esta pasión.

¿Amistad? (Andrea Alvarado)

Perdón, yo no sabía.
Tantos años,
tantas charlas,
tantas risas.

Sin palabras me platicaste lo que quieres, lo que sientes.
No podía decifrar tu lenguaje,
 hasta que me hablaste por medio de ese abrazo.

Me rodeaste
queriendo haceme sentir aquello,
aquello que has callado todo este tiempo.

Tu calidez, tus sentimientos puros y sinceros,
tus ansiosas ganas de retenerme.

Tuve miedo de verte a los ojos pues vería esa historia,
de la que nunca me hablaste,
esa historia en la que el personaje principal siempre fui yo.

No quise mirarte a los ojos
pues eso desataría una tormenta, en ambos,
aunque tal vez ya estemos en ella,
aunque tal vez tú siempre estuviste en ella, esperándome. 

Quisiera, pero no puedo ser aquello que necesitas,
aquello que anhelas.

¿Si te llevo en mí?
Por supuesto, eres aparte de esta historia.

Ojalá cambies tu rumbo,
aléjate de mis aguas,
ve sin miedo, navega en libertad.

Porque si te quedas podrías naufragar,
podrías ahogarte, y mis esfuerzos por salvarte serían inútiles
pues no tengo nada más que ofrecer, no para ti.

Perdón, yo no sabía.
¡Perdóname amigo mío!

Ve sin miedo y navega en libertad.

De encuentros. (Andrea Alvarado)

¿Sabe qué es esto?
¿Lo sabe?
¡Lo sabe!

Repentino,
no planeado,
no buscado.

¿Me encontró? O ¿Lo encontré?
No importa.
Está aquí y yo también.

Caminemos juntos,
fluyamos en la misma dirección, aunque nuestro curso cambie luego de rumbo.
Fluyamos al mismo compás,
ni usted atrás, ni  yo adelante, ni viceversa.

Renazcamos una y otra vez,
sin que importe lo pasado
ni lo que vendrá.

Olvidémonos del mundo,
cerremos antiguas puertas
y perdámonos en nuestras aguas,
porque en este momento solo existimos usted y yo.

Este momento no será eterno,
No pensemos ni en el cuándo, ni en el porqué.
No importa.


No importa, porque me encontró y lo encontré. 

Operación fallida. (Andrea Alvarado)

Aún estando a su lado, sintiendo cada fibra de su ser,
Me siento más sola que estando sin nadie a mi lado.
Internándome en lo secreto,
Esperando encontrar aquello que me haga sentir viva.
Operación fallida.

Sintiendo el rubor de nuestra pasión,
Este deseo desbordante subiendo por nuestros cuerpos.
Pero ese es el problema, no es más que solo deseo.
¿Llegará el día cuándo vea un amanecer con tan solo cerrar los ojos?

Todo sigue igual,
Su presencia  es tan indiferente como si no estuviera,
Y me aferro a él esperando querer  no soltarme jamás,
Esperando el brote de alguna emoción aunque sea fugaz
Esperando sentir algún fuego arrasándome por dentro.
Operación fallida.

El eclipse acaba, y me doy cuenta que no fue un sueño.
Sin embargo, no tengo una sonrisa en mi cara al despertar, solo un vacío inmenso.
Un vacío que me acompaña en cada despertar,
Sin importar en dónde abra mis ojos.
Y puedo concluir que ésta búsqueda de emoción es en vano,
Porque no importa qué tanto busque o en quién busque, siempre será una
Operación fallida.


viernes, 19 de julio de 2013

En mis sueños

Sueño con entrevistas, premios,
Conferencias de prensa, artículos.
Sueño con que mi trabajo sea
Reconocido por todos.
Que les pertenezca, sea dedicado
Pero...
Sueño más con encontrarte
Desnuda,
En mi cama, o en la tuya.
En la cocina, el carro
Donde sea.
Que seas mía.
 
Aunque sea una noche
O un día.
Dejame después no me importa.
Pero aunque sea una vez,
Quiero sentirte mía.
No me importa que después
Me llene de melancolía.
Insaciable es el deseo de tenerte.
Por eso sueño con tenerte, conmigo.
Quítate la ropa y ven a mi.
Sé mi esclava. Atada.
No me importa lo que pienses de mí.
Pero sé mi esclava. Hoy.
Sé lo que quieras ser..
Pero conmigo.
Te espero amor...
En mis sueños.

Lo que eramos, amé.

He pensado en hablarte
he pensado en escribirte
he pensado en pensarte
he pensando...en ti.

En esos momentos que tuvimos
donde estuvimos
donde fuimos tu y yo
uno solo.

Pero no eres mas
que el recuerdo de un sentimiento
donde estuve
donde aprendí.

Aprendí a querer
a querer sin condición
Amé lo que eras
amé lo que fuiste
lo que eramos
Amé.

viernes, 12 de julio de 2013

Alguien más.

Al verte pasar, me vendé los ojos
 y seguí tu aroma, ese aroma me cegó.

No me dejó ver tu verdadero ser.

No se como lo hiciste,
cada vez apretabas más la venda,
miraba menos, sentía más.

Mi corazón palpitaba por fin,
por alguien. Como tú.

Me deje llevar por lo que una vez vi,
seguía ciego te seguía,
no supe que hacer.

Empezaste a cambiar,
la venda caía poco a poco.

Hasta cierto punto.

Decidí entonces
quitármela por fin.

Pude ver, tu verdadero ser.

No eras más que una simple loca,

no eres más que alguien más.

En mis recuerdos.

Aún te sigo viendo,
después de cada verso
después de cada canción.

Todavía miro tu cara
después de cada beso
después de cada eyaculación.

Si fuiste tú,
la que me hizo probar,
esos sabores placenteros,
en cada ocasión.

Ahora dime...
¿Cómo hago para ya no verte?
Después de acabar...

Con ella en mi cama.
Que una vez fue tuya.
Sigue siendo tuya.

Sigues aquí.
Después de tanto tiempo.
En mi mente,
en mis recuerdos.

miércoles, 10 de julio de 2013

Por las noches.

En estas noches de tempestad,
de soledad.
Te extraño.
Lo que causabas en mi,
en mi soledad
Te extraño.
Me hacías olvidar
este sentimiento.
Te extraño.
Que ahora me hace recordar.
Que te extraño.

jueves, 4 de julio de 2013

La amiga de la bruja.

La primera viejita
es una bruja
en su casa,
la segunda,
busca a la primera
para tener compañia.
Las dos se encuentran,
una para no estar sola,
la otra para estar más sola.
En la casa de la primera
hay bulla, niños, chuchos
incluso yernos.
La otra deambula,
en soledad,
los grandes cuartos humedecidos.
Esta, espera que su telefono suene...espera, espera, espera.
Y seguirá esperando.
Porque la familia de la bruja,
está de luto.

Páginas vistas en total