domingo, 13 de abril de 2014

Saber de ti

Quiero escuchar ese sonido,
ese sonido celestial
que significa tu llegada,
ese sonido que emite el teléfono
un mensaje ha llegado,
o la conversación en la computadora
no me importa dónde
quiero saber de ti, que piensas en mi.


No sé.

He dejado de escribir por dedicarme a pensar,
pensar en la vida, en el sentimiento,
¿Qué se supone que debo de hacer,
qué se supone que quiero hacer,
qué debo hacer?

Tantas ideas que pasan por mi cabeza, impulsos del corazón,
negación de la razón.

Parece que todos saben a dónde quieren llevar su vida,
el miedo sigue rondando,
esto deberia ser motivación para superarlo.
No sé.

Algo más.

Tanto odio no es compatible con mi ser,
¿Debo dejar esto?

¿Dejar que el odio siga su camino?

No puede ser...

que me deje encantar así de fácil,
no puede ser que una vez más el corazón le gane a la razón.

¿O será el complejo de complacer y no ser?

¿O será el estar solo?

Pensar en alguien más,
o algo más,
hecho para mi.

Agonía.

Por tanto pensar en la muerte,
no disfrutó de la vida,
temiendo que llegara y su forma de conocerse,
obsesionado pasó sus años.

Un dia llegó a viejo, agonizando
comenzó a pensar en la vida.

Así murió este pobre viejo,
sin nada en el alma para recordar,
sin nada en la memoria para contar,
deseando una vez más poder empezar. y ahora vivir.

Miedo de amar.

Si no tienes miedo de perder un amor, nunca ha sido amor.
Si no estás loco por ella,
si no harias cualquier cosa por verla,
si no te duele su ausencia,
si no te provoca ansias su llegada,
si no la extrañas por las noches,
si no la sueñas.

Si no la deseas al verla.
si no anhelas besarla hasta el fin de tus días,
si no deseas desnudarla, y hacerle el amor.

Si hay algo que te detiene
si no pierdes la cabeza,
eso no es amor

Si tienes miedo que no sea amor,
déjala ir no te preocupes,
lo más seguro
es que no sea amor.

Mañana

Y si mañana no despierto es porque en mis sueños estás y es ahí dónde quiero estar.

Páginas vistas en total